Las plataformas digitales nos han cambiado la vida a muchos, pero ¿cuál es su verdadero impacto? Fedesarrollo realizó el último y quizá más completo estudio para analizar el papel de las aplicaciones en la economía del país. El estudio ‘Las plataformas digitales, la productividad y el empleo en Colombia’ se basa en 15.000 encuestas realizadas antes de la pandemia de covid-19 que permiten ver una radiografía muy completa de los aportes de las aplicaciones al país.

Tras siete años de estar funcionando, las aplicaciones y plataformas digitales tienen una participación en el PIB que puede estar entre 0,2 y 0,3 %. Se estima que existen 200.000 colaboradores o prestadores de servicios mediante plataformas, lo que significa el 0,9 % del empleo en Colombia.

Fedesarrollo también encontró que si las plataformas no existieran el 38 % de las personas que prestan servicios a través de ellas se considerarían desempleadas y no tendrían ingresos para sus hogares. Un repartidor o un conductor tienen, en promedio, ingresos de 789.000 pesos mensuales, lo que de manera agregada para la economía se traduce en 2,1 billones de pesos al año.

Las plataformas se convirtieron en una opción rápida para obtener ingresos cuando se está en circunstancias de necesidad, a la vez son una buena fuente para complementar los ingresos de los hogares, ya que la flexibilidad en el manejo del tiempo les permite a los colaboradores acomodarse fácilmente y percibir recursos adicionales. Además, Fedesarrollo identificó dos aspectos claves: el primero de ellos es que las mujeres podrían ser las más beneficiadas como colaboradoras de las plataformas. El segundo, que los adultos mayores, una población propensa a ser excluida del mercado laboral, podrían tener mayores ganancias de bienestar usando las plataformas para ocupar su tiempo y obtener ingresos adicionales.

Hay otro aspecto muy positivo para el país, que las plataformas digitales fomentan la formalización: el 18 % de las empresas aliadas han sido impulsadas a registrarse en la Cámara de Comercio; el 22 %, a llevar contabilidad, y el 30 % de las firmas aliadas aseguran que las plataformas las han incentivado al pago de impuestos.

Pero los impactos no son solo a nivel económico, Fedesarrollo encontró que las plataformas también tienen un impacto ambiental, pues ahorran 40.000 toneladas de CO2 y como dato adicional, y no menos importante, promueven el altruismo y la solidaridad en la ciudadanía, es decir, sacan lo mejor de cada uno de nosotros para construir un mejor país.

En medio de la crisis del covid-19, la tecnología y las plataformas digitales han sido fundamentales para afrontar la pandemia y el aislamiento obligatorio: han permitido a muchos percibir ingresos para sus hogares, han aliviado la congestión del sistema público de transporte trasladando gente de manera segura, sin exponerse a aglomeraciones, y se consolidaron como una gran vitrina del sector comercial.

Las plataformas digitales y las aplicaciones jugarán un papel primordial en la reactivación económica del país. Por eso es importante dejar de esquivar el debate sobre flexibilización y regulación para lograr un impacto mucho mayor, con unas reglas de juego claras. Las empresas que forman parte de la Alianza In son las empresas de la nueva generación, hijas de la transformación digital que vive Colombia y de las apuestas tecnológicas que por años ha hecho el Estado. En su mayoría son empresas jóvenes que se adaptan rápido, pero, sobre todo, son empresas con un nuevo chip: entienden cuál es su rol social y la responsabilidad que tienen con el bienestar de la gente.

David Luna
Presidente de Alianza In y exministro TIC

AQUÍ Consulte la Columna Completa.